Programa Padrino Empresario cuenta con 70 empresas auspiciantes, 25 de las cuales ingresaron en postpandemia

Han pasado dos años desde que la crisis sanitaria del coronavirus impactó la economía nacional y, por ende, a las empresas que por muchos años han apoyado el programa Padrino Empresario del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

En marzo de 2020, cuando se declaró la pandemia en el país, varias empresas se retiraron del programa, con excepción de cinco que continuaron ofreciendo las becas a sus beneficiarios. Sin embargo, desde octubre de 2020 se han ido reintegrando paulatinamente al programa, y desde abril de 2021 mensualmente se han sumado de 3 a 5 empresas.

En la actualidad, el programa Padrino Empresario cuenta con el respaldo de más de 70 empresas auspiciantes, 25 de las cuales han ingresado en postpandemia, mostrando el firme compromiso y la confianza que tiene depositado el sector privado en este programa que reduce la deserción escolar.

La directora del programa Padrino Empresario, Adelina Hernández, hizo un llamado a los empresarios a que se sumen a ese espacio que genera beneficios para todos.

“No hay suficientes empresas que estén afiliadas al programa, cuando la demanda en el 2022 es de aproximadamente 360 adolescentes que están en la base de datos, en espera que más empresas se sumen al cumplimiento de la Responsabilidad Social Empresarial y le ofrezcan la oportunidad de potencializar sus habilidades en la pasantía laboral”

Manifestó hernandez

Padrino Empresario es un programa diseñado para potencializar las habilidades en el marco educativo y laboral a través de pasantías laborales de cuatro (4) a seis (6) horas diarias, de lunes a viernes, en los turnos matutino o vespertino, dependiendo de la jornada escolar a la que asisten los estudiantes.

Los estudiantes, en el transcurso de su pasantía, desarrollan habilidades como seguridad, responsabilidades, organización, trabajo en equipo y socialización. Además, la pasantía los ayuda a mejorar la proyección personal y el rendimiento académico, promueve el emprendimiento y el crecimiento personal.

También ayuda a los estudiantes a formar cualidades para competir en el mercado laboral. Lo interesante es que los egresados se convierten en entes multiplicadores en las empresas donde llegan y con sus propios familiares y amigos.
La beca que el adolescente recibe es 100% deducible del Impuesto Sobre la Renta y brinda la oportunidad de crear un semillero de futuros colaboradores.

Si te gustó, ¡compártela!

WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.